Custodia de mascotas en los divorcios

Las mascotas son consideradas como un miembro más de la familia y forman parte del hogar, por lo que también se ven afectados durante un proceso separación o divorcio.

Está demostrado que los animales de compañía como perros o gatos también sufren con el divorcio o la separación de sus dueños, ya que son seres adaptados a unas rutinas, un entorno social y un territorio definido, y que además en caso de existir hijos menores suele establecerse un potente vínculo afectivo con ellos.

Existen distintas vías para resolver la custodia de mascotas en los divorcios y separaciones: 

De común acuerdo:

Antes de optar por la vía judicial, lo más conveniente sería pactar un acuerdo amistoso formal donde se establezca quién o de qué modo se repartiría la custodia de la mascota.

De este modo se evitaría el inicio de un proceso contencioso, que supone más estrés y un mayor desembolso económico para las partes implicadas.

Custodia única o exclusiva:

En el caso de que el matrimonio se constituyera en separación de bienes y que la mascota fuera adquirida con anterioridad al mismo, se considera que el animal deberá permanecer con quien acredite su titularidad aportando la documentación pertinente, como su cartilla veterinaria, documentos relativos a la adopción o compra, o cualquier otro documento relevante que manifieste tanto su titularidad como los gastos relativos a cuidados, tratamiento veterinario y alimentación.

Custodia compartida dictada por el juez:

Con la proposición de ley de modificación del Código Civil, Ley Hipotecaria y Ley de Enjuiciamiento civil sobre régimen jurídico de los animales impulsada por el Congreso en 2017,  se pretende adaptar la normativa nacional a la terminología comunitaria, que en su artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea considera a los animales como “seres sensibles” cuyas necesidades en materia de bienestar deben ser tenidas plenamente en cuenta por los legisladores de los Estados miembros. 

Pese a que nuestro ordenamiento jurídico está en vías de modificarse para contemplar expresamente la posibilidad de tomar este tipo de decisiones, la jurisprudencia va por delante en algunos casos y ya existen sentencias que adoptan este tipo de acuerdos de custodia manifestando que:

  • El destino de los animales de compañía podrá formar parte de convenio regulador, «teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal, pudiendo preverse el reparto de los tiempos de disfrute si fuere necesario».
  • En materia de custodia, «la autoridad judicial confiará para el cuidado de los animales de compañía a uno o ambos cónyuges, atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal, con independencia de la titularidad dominical de este».
  • En caso de separación o divorcio contencioso, el juez debe determinar, «Si los animales de compañía se confían a uno o a ambos cónyuges, la forma en que el cónyuge al que no se hayan confiado podrá tenerlos en su compañía, así como también las medidas cautelares convenientes para conservar el derecho de cada uno». Estableciendo también un derecho de visitas en caso de que la custodia recaiga en una sola de las partes de la pareja.

Un ejemplo concreto de ello es la resolución del Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid con fecha de 27 de mayo de 2019, siendo  la primera sentencia judicial que estima la custodia compartida de animales en caso de separación de la pareja. 

En ella, el juez decide que el perro en común permanezca en régimen de copropiedad entre los dos miembros de la pareja alternando su custodia cada 6 meses y contemplando la posibilidad de que los dueños puedan visitar al perro cuando se encuentre en el domicilio del otro al menos un fin de semana al mes, desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la tarde.

Esta decisión es tomada, sin atender a las normas de copropiedad civiles como se solía hacer hasta el momento, sino  al “interés y bienestar del animal”, así como al de la familia y los implicados. 

Enlace a la sentencia completa.

En EGP Abogados le atenderemos personalmente, solucionaremos sus dudas y le asesoraremos sobre cualquier asunto relacionado con el Derecho de Familia. Si existe algún conflicto sobre la custodia de su mascota durante su proceso de separación o divorcio, reserve hoy mismo su cita en nuestro despacho en Madrid, o comuníquese con nosotros mediante formulario en la sección de contacto.

 

Foto: smlp.co.uk

Publicado por EGP Abogados

Deja una respuesta