Divorcio por mutuo acuerdo: Nociones básicas

La Ley establece dos procesos de separación claramente diferenciados: El divorcio de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso. En este artículo desarrollaremos las nociones comunes de los procesos de divorcio por mutuo acuerdo.

El divorcio de mutuo acuerdo se lleva a cabo de forma amistosa, de tal modo que en lugar de celebrarse juicio, se realiza una homologación del acuerdo alcanzado por las partes.
Para un divorcio de mutuo acuerdo sigue siendo obligatoria la intervención de abogados, pero el objetivo no es ganar un pleito, sino  evitar el conflicto o reducirlo al mínimo buscando un acuerdo común mediante la elaboración de un convenio regulador que represente las pretensiones de ambas partes.
El divorcio por mutuo acuerdo es más rápido en tanto que depende de la voluntad de los ex – cónyuges y no se encuentra tan sometido a los plazos de la Administración de Justicia. Siendo además la opción de divorcio más económica.

Recordemos que para presentar una demanda de divorcio, sea de mutuo acuerdo o no, es necesario que hayan transcurrido 3 meses desde la celebración del matrimonio. Cumplido este plazo, la demanda de divorcio de mutuo acuerdo deberá ir acompañada por la redacción del convenio regulador firmado por ambas partes que posteriormente será homologado y ratificado ante el Juez.

El Convenio Regulador del Divorcio

Será el documento donde se establezcan las condiciones del divorcio o separación:

  • La manifestación de la disolución de la convivencia.
  • La atribución de la vivienda conyugal, su venta o alquiler.
  • La  atribución del ajuar.
  • La pensión compensatoria  (en caso de que se fije).
  • La liquidación del régimen económico matrimonial.

En el caso de tener hijos en común, deberá pronunciarse sobre la patria potestad, la guardia y custodia de los hijos, su régimen de visitas, la pensión de alimentos, etc.

La ratificación será fundamental para la finalización del proceso mediante la homologación del Juez dictando sentencia. La sentencia dará validez legal al acuerdo tomado aprobando el convenio presentado y disolviendo el vínculo matrimonial.

¿Y si cambian las circunstancias a lo largo del tiempo?

Existe posibilidad de modificar el Convenio sobre el que ya ha recaído sentencia.

Su modificación se puede solicitar tanto por cualquiera de los Cónyuges como por el Ministerio Fiscal (en caso de tener hijos), siempre que exista una variación sustancial de las circunstancias.

¿Qué sucede si una vez redactado el convenio y firmado, uno de los dos cónyuges no acude al juzgado a ratificarlo?

Como dijimos, la ratificación es fundamental, por tanto, el proceso de mutuo acuerdo se archivará sin que recaiga sentencia, pero ello no obsta a que se pueda redactar un nuevo convenio o iniciar el trámite de divorcio contencioso.

Cada proceso de divorcio tiene sus particularidades, por lo que la ayuda y orientación debe ser prestada de un modo individual. Si desea resolver su divorcio o separación con rapidez y diligencia contacte con EGP Abogados.

Publicado por EGP Abogados

Deja una respuesta