Evitar problemas con las fotos en redes sociales

Desde el momento en que nos registramos en las redes sociales estamos aceptando una serie de condiciones que afectan a la propiedad intelectual de todo aquello que se comparte a través de ella.

En este artículo informaremos sobre cuáles son algunas de estas cláusulas, cómo pueden llegar a afectarnos y los peligros ligados al hecho de compartir información personal, tanto de nosotros como de terceras personas.

Lo que se acepta al usar una Red Social como Facebook

En la página de Condiciones de Servicio de Facebook (https://www.facebook.com/legal/terms), puede leerse que el usuario es propietario de todo aquello que publica, pero además se indica claramente que:

“Otorgas una licencia no exclusiva, transferible, con posibilidad de ser subotorgada, libre de regalías y aplicable globalmente para utilizar cualquier contenido de Propiedad Intelectual que publiques en Facebook o en conexión con Facebook”.

Esto quiere decir que a pesar de reconocer que todo lo que publicamos es nuestro, también le cedemos la propiedad intelectual y nuestros datos de publicaciones, búsquedas y todo tipo de registros de actividad tanto a la red social como a terceros.

Medios de comunicación que utilizan fotos sin consentimiento

No hay duda de que las redes sociales influyen drásticamente en la exposición pública de quien desea compartir sus fotos y vivencias en ellas. Este hecho puede ser una ventaja de cara a la promoción de nuestra “marca personal” o negocio, pero también puede convertirse en un verdadero problema para quienes se convierten en víctimas del ciberacoso, del robo o de una trascendencia y viralización indeseada de su imagen.

Muestra de ello es la sentencia 91/2017 del Tribunal Supremo emitida el pasado mes de Febrero mostró un claro ejemplo de los posibles conflictos asociados a la publicación de fotos provenientes de redes sociales por parte de los medios de comunicación:

En un periódico local se publicó la fotografía del perfil de Facebook de la víctima en el reportaje de un hecho delictivo en su crónica de sucesos.

En la sentencia se declara que hubo una intromisión ilegítima del derecho fundamental a la propia imagen del demandante, condenando al periódico a una indemnización de 15.000 Euros.

 

Fotos de menores y colectivos que requieren especial protección

Todos sabemos que los menores y ciertos colectivos merecen una especial protección dada su vulnerabilidad ante el uso que hagan terceros sobre su imagen.

Para garantizar su protección, tanto los centros educativos como cualquier otra institución o persona que desee publicar su imagen debe cumplir unos claros requisitos:

  • El consentimiento expreso de padres y tutores para la publicación de las imágenes en las páginas web y redes sociales de los centros educativos.
  • En el caso de actividades extraescolares, actos y celebraciones de fin de curso, también resultará necesaria la aceptación de los titulares de la patria potestad tanto para la participación de los menores, así como para consentir que durante dichos actos puedan ser fotografiados por el centro o por el resto de familiares y público asistente.
  • Las personas asistentes a dichos actos están obligados a conservar las imágenes dentro del ámbito personal, sin publicarlas fuera de otro ámbito que no sea éste, en caso de no contar con una autorización expresa de los padres para hacerlo.

Peligros de publicar fotos de vacaciones en las redes sociales

La actividad de los usuarios de redes sociales se multiplica por el doble en periodos estivales. El motivo es obvio: la gente está disfrutando de sus vacaciones y dispone de más tiempo libre.

Sin embargo, esta circunstancia suele ser aprovechada por ladrones para asaltar los domicilios de quienes informan en las redes sociales que se encuentran lejos de casa.

Podemos evitar exponernos a este riesgo siguiendo nuestro sentido común y una serie de consejos básicos:

  • No informar sobre cuándo son nuestras vacaciones (riesgos de mostrar el nivel adquisitivo).
  • Publicar las fotos una vez hayamos vuelto de las vacaciones.
  • Ser precavidos con ser etiquetados en fotos de otras personas con las que compartimos nuestras vacaciones.
  • No aceptar solicitudes de amistad sospechosas de personas desconocidas.
  • Utilizar los filtros de seguridad para delimitar con quién compartimos las publicaciones.

Ante cualquier duda acerca del uso ilegítimo de fotografías o la sospecha de cualquier intromisión en su ámbito personal en las redes sociales, puede ponerse en contacto con EGP Abogados para recibir asesoramiento legal y resolver sus dudas.

Foto: Lealan C. Buehrer

Publicado por EGP Abogados

Deja una respuesta